¿Qué hacer con los remedios vencidos?

medicinas

Muchas veces nos encontramos con una cantidad importante de remedios vencidos en nuestro hogar, medicinas que no se ocuparon totalmente, restos de jarabe, pastillas sin uso, entre otros.

¿Pero usted se ha preguntado si es correcto botarlos directamente a la basura? O si, para eliminar estos desechos ¿habrá que hacerlo de alguna forma especial?

Con la finalidad de resolver estas dudas, recurrimos al Instituto de Salud Pública para ver cómo nos podían orientar en relación a este tema.

¿Cómo debemos eliminar remedios de nuestro hogar?

La Sección de Información de Medicamentos del Subdepartamento de Farmacovigilancia, del Departamento Agencia Nacional de Medicamentos del Instituto de Salud Pública, recomienda que los medicamentos sean eliminados por el alcantarillado o por el sistema de recolección de basura domiciliaria, a menos que se trate de sustancias peligrosas.

La normativa vigente establece que los siguientes tipos de medicamentos son sustancias peligrosas: antibióticos, hormonas (incluyendo corticoides), medicamentos contra el cáncer, inmunosupresores y radiofármacos.

Por otra parte, la ciudadanía puede desechar en forma segura los remedios que constituyen sustancias peligrosas, a través de Puntos Limpios municipales u otros programas de recolección de residuos.

No todos los Puntos Limpios habilitados para recibir remedios

Se debe tener mayor cuidado con los remedios catalogados como sustancias peligrosas. Estos medicamentos son altamente activos biológicamente, por lo que es importante tomar medidas para minimizar el contacto con estos medicamentos y evitar así sus efectos tóxicos, por ejemplo utilizando guantes y mascarilla.

¿Es recomendable botar remedios al agua o al inodoro?

La Organización Mundial de la Salud publicó el 2012 un estudio sobre fármacos en agua potable, el cual concluyó que las concentraciones de medicamentos que se han detectado en el agua potable no presentan riesgo para la salud de la población. Este informe también reconoce la importancia de estrategias para minimizar los niveles de medicamentos en las fuentes de agua, tales como programas de recolección de fármacos para su eliminación segura.

Otra preocupación ambiental se relaciona con los inhaladores utilizados por las personas que tienen asma u otros problemas respiratorios como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

En todo caso, los medicamentos en aerosoles, como los inhaladores, pueden ser considerados peligrosos y requieren un manejo especial.

Por lo que se recomienda leer las indicaciones de la etiqueta, asimismo tener en cuenta que no deben perforarse o arrojarse al fuego, y siempre es aconsejable que la manipulación sea por personal de programas de devolución de medicamentos en postconsumo.

Los remedios que no son substancias peligrosas

Los remedios que no son sustancias peligrosas pueden desecharse de manera segura por el alcantarillado o por el sistema de recolección de basura domiciliaria.

En este último caso, las recomendaciones son las siguientes:

  • Saque los medicamentos de su envase original.
  • No muela ni triture los medicamentos que va a desechar. Mezcle estos medicamentos con sustancias desagradables, tales como arena para gatos o residuos de alimentos.
  • Ponga la mezcla en un envase desechable con tapa, que se pueda cerrar.
  • Oculte o quite cualquier información personal de los envases del medicamento, por ejemplo con marcador permanente.
  • Estos envases pueden ser puestos en contenedores de basura y recolectados por el servicio de recolección de basura domiciliaria