¿Qué se necesita para ser un buen administrador de edificios?

La manera en que vivimos los chilenos ha cambiado sustancialmente en estas últimas décadas. Antiguamente, lo común era vivir en casas de 1 piso, mientras que vivir en edificios era una situación más bien extraña y poco accesible.

De hecho, según el Censo de 1970, la proporción de hogares en departamentos era solo de 7% (116.748). Desde entonces, esa alternativa fue cada vez más considerada por los chilenos, y ya en el año 2002 ese porcentaje aumentó a 12,6% (474.199, según el censo de ese año), mientras que para el año 2018, representó el 17,5%, con un total de 1.138.062 hogares (552.678 más que en 2002).

Frente a esta realidad, y considerando que en nuestro país vivir en edificios es aún más común que vivir en casa, es que el oficio de ADMINISTRADOR se ha convertido en un rol fundamental, en vista de la cantidad de dinero que se mueve y las tareas que debe realizar.

¿Qué es un administrador de edificios?

El administrador de edificios es un superhéroe, es el que está encargado de que el edificio y la comunidad funcione. Se acoge a la ley de copropiedad (ley 19.537) que lo define como “la persona natural o jurídica designada por los copropietarios para cumplir labores de administración del condominio, conforme a la presente ley, a su reglamento y al reglamento de copropiedad.”

Además, lo designa como el encargado de recaudar los gastos comunes, podrá pedir la suspensión del suministro eléctrico en caso de morosidad, hará los presupuestos estimando los gastos para el correcto funcionamiento, tomará los seguros (o confirmará que los copropietarios tengan uno por departamento), citará y presentara en asambleas, mantendrá la nómina actualizada de habitantes y muchas otras funcionalidades tanto formales como informales.

¿Quién puede ser administrador de edificios?

Este puede ser cualquier persona natural o jurídica que cuente con la confianza de la asamblea o Comité de Administración. No obstante, se recomienda el contar con un administrador profesional que pueda asegurar el cumplimiento de las normativas exigidas, optimizando recursos y valorizando el inmueble. Sólo no pueden ser administrador aquellos miembros del comité.

¿Qué se necesita para ser un buen administrador de edificios?

Primero, destacar que este profesional es una persona natural o jurídica que -como dice su nombre- administra y gestiona los recursos y la operación de un inmueble con facultades definidas en la Ley de Copropiedad inmobiliaria.

¿Cuáles son las principales responsabilidades de un administrador de edificios?

El administrador es quien debe preocuparse de cuidar:

  • Los bienes de dominio común.
  • Ejecutar actos de administración.
  • Ejecutar actos de administración y conservación, y los de carácter.
  • Cobrar y recaudar los gastos comunes.
  • Velar por el cumplimiento de leyes de la copropiedad.
  • Representar en juicio, activa y pasivamente, a los copropietarios.
  • Citar a reunión a la asamblea (artículo 23).
  • La facultad de efectuar el corte del suministro eléctrico a aquellos morosos.
  • Certificar la calidad de copropietario para votar en asambleas.
  • Confeccionar presupuestos estimativos de gastos comunes para facilitar su cobro.
  • La facultad de entrar forzadamente a una unidad en caso de emergencia.

Pero no se trata solo de administrar recursos económicos, sino también, recursos humanos, puesto que en un edificio o condominio existe un gran personal que trabaja a diario en mantener un buen funcionamiento: conserjes, personal de aseo, de seguridad, jardinería y otros. Y se suma que debe mantener una buena relación y comunicación con los vecinos, sean copropietarios o arrendatarios,

En este sentido, se espera que la persona cuente con una cierta naturalidad de liderazgo, con la capacidad de escuchar y acoger ideas, considerar opiniones y saber vivir en comunidad. Esto porque es importante hacerles saber a los copropietarios que todas sus inquietudes son válidas.

“En este mismo camino, se espera que el administrador sea un buen comunicador. Esto no es solo saber expresar ideas y comunicar novedades, sino también saber responder, ser amable y considerado”, comenta Márquez.

Sara Olguín, administradora hace más de 10 años en comunas como Ñuñoa, explica que “no se debe olvidar que es importante estudiar la Ley de Copropiedad y sobre el funcionamiento particular de la comunidad. Se aconseja, por ejemplo, averiguar acerca de las bombas de agua, los servicios que requiere, y las cosas por las que los vecinos están insatisfechos”.

¿Existe alguna certificación que acredite al administrador?  

De esta manera, y para profesionalizar esta enorme labor, de gran responsabilidad, es que basedeadministradores.cl  y edifito.com, ofrecen un curso online totalmente gratuito de Administración de Edificios y Condominios, en el cual la persona interesada podrá acceder a tres grandes temáticas: Gestión Administrativa, Aspectos legales de administración e Instalaciones y mantenimiento de edificios.

La información está orientada a una audiencia conformada por: administradores en ejercicio que quieran actualizar o complementar sus conocimientos; personas interesadas en iniciar un negocio de administración; miembros de comités de administración interesados en mejorar la gestión de su edificio o condominio; y, finalmente, a personas jubiladas o que quieran una alternativa profesional luego de cierta edad.

Para inscribirse, las personas deben ingresar a Curso Online Administración de edificios y condominios , e ingresar sus datos (nombre, apellido, rut, correo electrónico). Una vez que realicen esto, recibirán un correo (bandeja de promociones o spam) con los pasos a seguir para crear su usuario y clave para acceder a los contenidos.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un Comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *